Saltar navegación
in English

Conozca sus derechos legales

Su derecho a tener acceso al aborto está protegido por las leyes federales y estatales.

La Ley de Derechos del Paciente en el Estado de Nueva York asegura sus derechos a:

  • Comprender su diagnóstico, participar en las decisiones acerca de las opciones para su tratamiento, y dar su consentimiento informado para cualquier procedimiento o tratamiento.
  • Recibir información en su idioma de preferencia y tener ayuda en su idioma, incluyendo un intérprete, para responder cualquier pregunta que usted tenga.
  • Recibir tratamiento sin discriminación y poder pedir cambios en su tratamiento sin miedo de que la calidad de los servicios que recibe disminuya.
  • Recibir servicios con respeto y consideración en un ambiente limpio, sano y libre de humo de tabaco.
  • Recibir servicios de emergencia/urgencia cuando los necesite.
  • Conocer los nombres y los puestos del personal encargado o que participa en la prestación de servicios.
  • Rechazar el tratamiento que no desee, exámenes, observaciones y rechazar su participación en investigaciones y/o estudios.
  • Privacidad mientras reciba servicios y confidencialidad de todos sus registros médicos personales.

El aborto es legal

Una persona puede legalmente obtener un aborto hasta las 24 semanas del embarazo en el estado de Nueva York. El aborto después de este punto, solo está permitido para salvar la vida de la persona embarazada. No existe un período de espera impuesto para recibir un aborto en el estado de Nueva York.

El Acceso a la clínica está protegido

En el estado de Nueva York, el acceso a las clínicas de salud reproductiva está protegido por las leyes federales, estatales y (en algunos lugares) locales. Cuando visite una clínica es importante que usted entienda sus derechos. Nadie puede hostigarla, amenazarla o físicamente bloquear su ingreso a una clínica para obtener servicios médicos. Si usted se siente amenazada por los manifestantes fuera de las instalaciones de la clínica, déjele saber al personal de la clínica inmediatamente para que puedan proteger de mejor manera su salud y seguridad.

  • Protecciones federales — Le Ley de Libertad de Acceso a la Entrada de las Clínicas de 1994 (FACE por sus siglas en inglés), prohíbe el uso de la fuerza, de amenazas u obstrucción física para intencionalmente dañar, intimidar, interferir, intentar lastimar, intimidar o interferir con cualquier persona o cualquier tipo de personas para que obtengan o que presten servicios de salud reproductiva.
  • Protecciones de la Ley Estatal — La Ley de Acceso a las Clínicas del Estado de Nueva York de 1999: De forma similar a la Ley FACE a nivel federal, prohíbe actos de fuerza, amenazas escritas o verbales, de fuerza o algunas obstrucciones físicas fuera de la clínica.
  • Ciudad de Nueva York — La Ley de Acceso a las Instalaciones Físicas de Servicios de Salud Reproductiva del 2010, prohíbe actividades e intentos de actividades que impidan el acceso a las instalaciones físicas que prestan servicios de salud reproductiva.

Privacidad y confidencialidad

Sus registros médicos son privados y confidenciales. Sin embargo, las leyes de privacidad puede que no apliquen para los registros de seguro, así que si bien es cierto que su compañía de seguro no debería compartir su información médica personal con su empleador, su privacidad no está garantizada por la ley. Para averiguar cómo su de seguro reporta a su empleador y qué tipo de información incluye, llame a la oficina de servicio al cliente de su plan de seguro.

Si usted es menor de 18 años de edad

Usted puede obtener un aborto sin tener que notificar o solicitar permiso de uno de sus padres o guardianes. Mientras que puede que usted quiera buscar consejo de uno de sus padres u otro adulto, usted no tiene la obligación de obtener su permiso. Además, cualquier persona embarazada puede acceder a servicios prenatales médicos, dentales, de salud y hospitalarios. Prácticamente cualquier tratamiento médico necesario que una persona embarazada recibe puede ser considerado como un servicio «relacionado con el cuidado prenatal». Por esta razón, las adolescentes embarazadas pueden acceder a todos, o casi todos, los servicios prenatales por cuenta propia. (Reimpreso con autorización del Proyecto de Derechos Reproductivos de New York Civil Liberties Union, sitio en inglés). Visite la Sociedad de Apoyo a la Niñez para más información en español.

Otros sitios de recursos adicionales para personas menores de edad.